Es octubre y ya empieza a refrescar por las tardes. Estoy hablando de Elche, donde el verano es capaz de alargarse en ocasiones hasta lo insufrible. En los Arenales del Sol parece que la lluvia, la brisa y el frío llegan antes en general, claro está, por esta al lado del mar. Durante el verano es bien distinto. Hay movimiento por todas partes, los niños chillan en la piscina y la playa está sembrada de sombrillas de los jubilados. El autobús que como digo siempre, nunca jamás llega puntual, viene repleto de juventud dispuesta a pasar un estupendo día de arena, sol y agua.

Playa de los arenales del Sol

El panorama meses después cambia notablemente. A las siete de la tarde ya no hay apenas gente por la calle y los apartamentos parecen vacíos, casi como abandonados. Y entonces es cuando el deterioro de los muros es aún más evidente,  también el recuerdo de la prisa con la que llegaron los edificios. Supongo que la sensación imperante de vacío y cierta nostalgia son comunes e todos los sitios de veraneo que se visitan “fuera de temporada”, los cuales se llenan y se vacían con la misma facilidad.

Los Arenales del Sol Elche Alicante

Iglesia Los Arenales del Sol

Conforme voy bajando la cuesta, y pasada la iglesia prefabricada de una planta al más puro estilo Eggleston, me voy aproximando a los primeros edificios en primera línea de playa. Son construcciones enormes que me generan cierto desasosiego, antaño fueron símbolo de confort y distinción pero hoy solo representan un  urbanismo generalmente estéril y degradante. Intento imaginarme como era la playa de Los Arenales del Sol antes de los años 1950-60, cuando era prácticamente virgen y antes de la construcción de los primeros edificios.

Edificios los arenales del Sol Elche Alicante

Al girar a la izquierda me encuentro con uno de los edificios más emblemáticos de la urbanización, el Hotel de Los Arenales del Sol, construido en el año 1960 por el arquitecto Tomás Durá Bañuls. El hotel disponía de 146 habitaciones y todos los lujos y comodidades existentes en la época. Hoy en día el viento se cuela entre sus innumerables grietas dándole voz y aspecto tétrico a las ruinas más vergonzosas de toda la provincia. El hotel fue visitado por los algunos de los políticos, personajes públicos, artistas y entidades deportivas más influyentes. Echando la imaginación a volar, pienso en algo así como un mundo feliz a la española donde las familias enriquecidas por el desarrollo económico y el franquismo disfrutaban de sus vacaciones en la soleada costa del levante, ajenos a toda la situación política y social en el país.

Hotel Los Arenales del Sol Elche Hotel Los Arenales del Sol Elche Hotel Los Arenales del Sol Elche Hotel Los Arenales del Sol Elche

Prácticamente no queda nada en buen estado en su interior, la erosión de los elementos incrementada por la cercanía del mar ha acabado con todo vestigio de decoración. Solo la estructura resquebrajada del edificio, algunas palmeras resecas y el mar, cercado por una oxidada malla metálica, son testigos del paso del tiempo durante los inviernos en Los Arenales del Sol.

Playa Los Arenales del Sol Playa Los Arenales del Sol

“A lo lejos se puede ver la ciudad de Alicante. Desde las ruinas parece algo enorme y  muy distante, casi como mundos separados por el agua de un mar silencioso.”

Vista los arenales del Sol Alicante

¡Muchas gracias por visitar mi blog personal! Puedes ver el reportaje completo en mi Behance.
¿Tienes una empresa? Visita mi página de fotografía para empresas.

Arenales del Sol (Elche) | Una mirada personal